Dejar caer el arco

y abrazar la diana